domingo, 10 de enero de 2016

PUENTE DEL AGUIJÓN SOBRE EL RÍO GUADARRAMA

PUENTE DEL AGUIJÓN SOBRE EL RÍO GUADARRAMA ENTRE MÓSTOLES Y NAVALCARNERO-M


Situado en lo que ahora conocemos como A-5 o Autovía del Suroeste es la vieja ruta hacia Extremadura y Portugal desde tiempo inmemorial. Con la llegada de los ilustrados y su intento de racionalizar las comunicaciones en la Península Ibérica en el siglo XVIII se diseñan las carreteras radiales así como las rutas o carreras de postas por las que poder circular con cierta seguridad y rapidez. En lo que respecta a este sector, una de las mayores dificultades para la comunicación y el transporte era el cruce del río Guadarrama para las poblaciones cercanas como Navalcarnero, Valmojado, Casarrubios, Arroyomolinos y Móstoles, entre otras. De hecho, existían tres ramales para seguir hacia Madrid y se optaba por cada uno de ellos según la dificultad para vadear el río. Desde mediado el siglo XVII funcionaba el famoso puente de la Zarzuela en lo que se llamaba Camino Real de Extremadura y que se fue deteriorando como se refleja en los informes que hace Campomanes en 1.778 como Fiscal del Consejo de Castilla que recomienda el desvío por Navalcarnero para vadear el río por su puente de madera. La Comisión de Arquitectura de la ABASF (Academia de Bellas Artes de San Fernando) dirigida por el arquitecto Juan Pedro Arnal informa favorablemente y hay noticias de que en 1.797 ya se está construyendo un nuevo puente, muy cerca del anterior, justo donde vierte sus aguas el Arroyo del Aguijón, por lo que se le empezó a llamar Puente del Aguijón. Es proyecto y traza del ingeniero hidráulico Miguel de Inza que termina la obra en 1.805 financiándose por repartimiento de los pueblos aledaños y quedando así marcado como itinerario definitivo de la N-V (Carretera de Extremadura) el de Navalcarnero a Móstoles.

La obra realizada por Inza constaba de 7 vanos de arcos carpaneles con fuertes tajamares y dos largos estribos; el tablero recto tenía una anchura aproximada a los 8 metros y se construye al gusto de la época, de estilo neoclásico, muy parecido al del Puente del Herreño, en la M-510 carretera que une los municipios de Galapagar y Guadarrama. A comienzos de nuestra Guerra Civil se procede a la voladura de una de las cabeceras, afectando a dos arcos. En los años siguientes, aprovechando los arenales y altozanos de la cabecera destruida se propone rehabilitarlo por medio de un largo aterrazamiento que empalma con el tablero original, quedando reducido así a cinco vanos. Con la potenciación y mayor aforo de la carretera (se trata de la radial N-V) se hace necesario su ensanchamiento por lo que se opta por la solución más económica y de ahorro de materiales que consiste en ampliar el puente en otros 9 metros de ancho con paramentos y bóvedas de hormigón, revestida toda la obra con sillares de granito, siguiendo el estilo de la obra primitiva. A finales de los años 80 del siglo XX y dentro del proyecto de hacer autovías en todas las salidas radiales de la capital,  se acomete el desdoblamiento en este punto, acondicionando el puente como tránsito en un solo sentido, dirección SW hacia Extremadura y Portugal y construyendo un nuevo puente que cruza el río Guadarrama en sentido NE hacia Madrid.

Características del puente actual: Consta de 5 vanos con arcos carpaneles (moda que se generalizó en el siglo XVIII) con bóvedas de sillería de granito y boquillas de buena rosca con dovelas asimétricas, formando estrella a modo de decoración; paramentos sólidos de igual factura, generalmente en hiladas puestas en seco, aunque se han reafirmado con ligeros morteros en alguna de sus rehabilitaciones. Junto a vanos, 4 estructuras de refuerzo en ambas caras -tajamares y espolones- en forma de huso o cuña ojival hasta media altura, rematados en una sobresaliente moldura y sombrerete de tres lajas de piedra sucesivas, a modo de tejadillos. Sobre ellos, pilastras rectangulares hasta coronación. Excepcional obra de cantería en paramentos y tímpanos con sillares homogéneos y bien trabados. Sólidos estribos en ambas cabeceras, muy desarrollados, de sillería de granito. El tablero, tras las sucesivas modificaciones, queda con una longitud de 126 metros hasta montante sobre estribos y la anchura actual es de 17 metros de firme más 1,50 metros de voladizo que se sustenta en las citadas pilastras y una serie de ménsulas de talla sencilla y que dan servicio a la calzada propiamente dicha y a dos arcenes adyacentes. Los pretiles lo componen grandes sillares, como continuación de las pilastras mencionadas, enlazadas con una serie fustes y  tubos de acero, formando la barandilla actual. En extremos, muy ensanchados, los pretiles son de obra continua de sillares de granito. Actualmente -por necesidades de aumentar la seguridad- se han instalado en los bordes de la calzada biondas de acero galvanizado que quitan elegancia al tablero del puente. Sobre clave de su segundo arco existe una placa de piedra con la leyenda "Año 1.805", fecha en la que se terminó la obra pontonera.

Su estado actual es bueno aunque sería deseable la limpieza de bóvedas, demasiado ennegrecidas; también es necesario el refuerzo y soldadura de la unión de bóvedas (la del puente antiguo y su ensanche) pues la fractura actual en alguno de sus arcos es muy evidente. Por demás, resulta vergonzoso el triste mantenimiento del entorno y riberas del río, con mucho escombro, residuos y suciedad. Imposible hacer una toma del conjunto monumental debido al exceso de arbolado y ramajes franqueando el mismo.

Cómo llegar: El cauce del río hace de frontera entre los municipios de Móstoles y Navalcarnero (Visor Cartográfico Planea-CAM). El Puente del Aguijón se encuentra en el PK 25 de la Autovía del Suroeste; no tiene señalización en calzada (salvo la que indica el nombre del río) y deberemos salir por la vía de servicio, unos metros antes, independientemente del sentido de la marcha que llevemos. Para acceder al excelente cartel informativo de la historia del puente hay que transitar por una vieja carretera que pasa por debajo del primer arco, en dirección hacia Parque de Coimbra. Por cierto, si seguimos por esa carreterilla que continúa como vía de tierra, a unos cientos de metros llegaríamos al famoso puente de hierro en celosía sobre el río Guadarrama, uno de los más interesantes de la Comunidad de Madrid, recientemente rehabilitado como vía verde en lo que fue antiguo trazado FFCC.

Para saber más:
Itinerario de las Carreras de Posta dentro y fuera del Reino. Pedro Rodríguez Campomanes, Imprenta de A. Pérez en Madrid, 1761.
El Puente de la Zarzuela, el del Aguijón y el camino de Extremadura a Madrid. Jesús Rodríguez Morales en El Miliario Extravagante, número 69 de junio 1.999.
El Puente de la Zarzuela en el antiguo Camino Real de Extremadura. Jesús Rodríguez Morales. Anales del Instituto de Estudios del Sur de Madrid J.G. de 2.010.
Juan Pedro Arnal, arquitecto del siglo XVIII. Carlos Sambricio. Archivo Español de Arte,1.973

Más información y fotos en: Biodiversidad Virtual













Tanda de fotos de fecha 04.04.2015


Célebre foto aérea tomada entre los años 1.932-1.933 donde todavía se pueden observar los 7 vamos del puente original.


Dibujos de planta y alzado del ingeniero autor del proyecto Miguel de Inza.


Proyecto frustrado de Marcos de Vierna para el puente de La Zarzuela de 1.779 en el Camino Real de Extremadura.


Mapa con las dos rutas principales hacia Extremadura en el siglo XVIII y principios del XIX con la ubicación de ambos puentes.


No hay comentarios :

Publicar un comentario